Iscriviti e sostieni la cultura, è gratis!
Just some ambient music
Paper Color
Font Size

No comments yet

This article was automatically translated. ORIGINAL

EL CAMINO DE UN MÚSICO

La meta no es un punto de llegada, sino un comienzo.

Il_mondodipad

profession
16th February 2021

Ocurre muy a menudo que se considera la actuación de un músico de forma superficial, centrándose sólo en la actuación final como si ese fuera el punto final. Pero, al igual que un iceberg del que sólo podemos ver la punta, no tenemos en cuenta en su totalidad el camino que cada músico realiza durante su vida.


Para reflexionar mejor sobre este tema, les invito a leer el poema "Caminante no Hay camino" de Antonio Machado, una importante personalidad literaria de la España del siglo XX.

Caminante no Hay camino

XXIX


Caminante, son tus huellas

el camino, y nada más;
caminante, no hay camino:
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante, no hay camino,
sino estelas en la mar.

Los versos están tomados de la colección "Campos de Castilla".


La figura del "caminante"

El protagonista de estos versos de Machado es el "caminante", que recorre su camino sin un destino predeterminado, dado por el instinto, hacia un futuro incierto, donde el pasado se representa como las estelas del mar que están destinadas a extinguirse.

Personalmente me pareció natural asociar la figura del "caminante" con la del músico y su camino aparentemente sencillo y agradable, pero lleno de escollos y vicisitudes en busca de un resultado continuo y perfecto.


El "camino"

Es raro que desde una visión externa se reconozcan los esfuerzos y sacrificios realizados por el músico.
Por otro lado, muy a menudo es el mismo músico el que apenas mira hacia atrás y valora la trayectoria pasada.

El "Camino" está hecho de elecciones no siempre bien pensadas, pero hechas con la intención de enriquecerse, donde incluso los errores son fundamentales para trazar las líneas del propio camino.


"Caminante, no hay camino, sino estelas en la mar."

El músico siente constantemente la necesidad de viajar, de conocer y tratar con otras realidades, que no siempre son complacientes, pero que son preciosas para sacar lo mejor de cada experiencia.


Es un trabajo de investigación principalmente en uno mismo, en el que es importante reconocer los propios límites para intentar superarlos.


La importancia de la guía

Una presencia fundamental en el camino de un músico es la figura del Maestro, que actúa como guía tanto desde un punto de vista más concreto, el técnico, como desde el punto de vista de la educación a la sensibilidad artística.


El guía debe ser capaz de potenciar las fuerzas del "caminante" y darle el impulso necesario para ir cada vez más lejos, como hizo Virgilio con Dante.


De hecho, es fácil caer en el miedo y permanecer impotente ante las dificultades. Surgen una multiplicidad de inseguridades y uno se ve abrumado por la duda de no lograrlo, en lugar de pensar en que la dificultad es fundamental para el florecimiento del "camino" y en que la paciencia, la constancia y la determinación sirven para aumentar la riqueza de la experiencia.


"[...] la paciencia, la perseverancia y la determinación sirven para aumentar el bagaje de la experiencia."